Opinión

Servicios Gestionados de Aplicaciones: Confiar el motor de nuestro negocio a un Aliado Estratégico

Hasta hace muy poco percibíamos cierta distancia entre nuestros clientes y la propuesta de subir a entornos Cloud para dar agilidad y liberar  algo de carga en la administración de aplicaciones críticas. La evolución de las mismas aplicaciones, la necesidad de asegurar el activo más valioso, la demanda en altos estándares de disponibilidad y calidad en la experiencia han constituido una fuerza invisible que está ayudando a cerrar esta brecha y así mismo borrar esa imagen mental que aún permanece en los altos directivos cuando contemplan la opción de migrar hacia una gestión completa desde el Datacenter hasta los usuarios por parte de un tercero. Que es lo que un CTO está buscando en esta alianza?

Confianza

Un socio estratégico entiende mi negocio y su interés se basa en una relación a largo plazo. Para lograr ese entendimiento es necesario sumar la experiencia y la capacidad de encontrar los puntos de inflexión donde cada cambio propuesto pueda tener una consecuencia positiva: un efecto tipo palanca en la dinámica empresarial relacionada con las aplicaciones de misión crítica y la forma como las personas pueden tomar ventaja de ellas. Una vez logrado este propósito se plantea un escenario donde siempre habrá una distancia marcada entre las expectativas del cliente y lo que el estado del arte está en capacidad de entregar, entonces un aliado estratégico conoce la  forma adecuada para cerrar esa brecha y la entrega de resultados será evaluada  de una manera simple: como logramos superar esas expectativas?

CAT

No todo queda aquí, una vez tomamos el control de los activos de IT llevándolos al nivel deseado, siempre esta presente la oportunidad de mejorar y de nuevo el conocimiento pleno de nuestros clientes juega un papel fundamental: saber hacia donde se están proyectando, que otras necesidades y proyectos surgen en el mediano plazo y como nuestra propuesta de valor puede ayudar. En una línea corta de tiempo se crea una cercanía absoluta y no habrá excusa para no dar una respuesta eficiente, entonces esta relación de confianza construye una disciplina de comunicación basada en tres acuerdos esenciales: claridad, consistencia y una respuesta a tiempo.

Fomentar estos acuerdos en los cuales la toma de decisiones se basa en la información hará más fuerte la confianza de nuestros clientes hacia esta alianza: cualquier suceso debe ser comunicado a tiempo e inclusive de forma proactiva, esto nos dará la ventaja y la holgura suficiente para tomar acción e iniciar el flujo de trabajo requerido. La información suministrada también debe ser clara, fácil de interpretar desde una óptica general que exponga un panorama rápido en cuanto a las consecuencias para el negocio y así mismo debe tener un alto nivel de consistencia frente a los riesgos y resultados que puedan impactar el curso natural de las cosas.

Cobertura

Usualmente estamos trabajando en las necesidades inmediatas y muchas veces invertimos poco tiempo en prospectar el futuro, es natural ya que hay actividades que no podemos dejar de hacer. Un aliado estratégico está listo para cubrir rápidamente esas necesidades que vemos muy a futuro, pero que  pueden surgir de repente y no nos damos cuenta en que momento se convierten también en inmediatas o urgentes. Qué se necesita para eso? Ya hablamos del conocimiento del negocio de nuestros clientes, un portafolio integral compuesto por las soluciones líderes en cada campo de acción, servicios de postventa y apoyo técnico con varios niveles de escalamiento, cobertura regional y geográfica, gestores de proyectos y un grupo de consultores capaz de articular toda esta maquinaria para convertirla en una realidad, pues bien, esto se logra a través de aquellas empresas que se han constituido como proveedores de servicios gestionados (MSP).

Flexibilidad

La economía en nuestra región es cambiante,  por lo tanto se requieren modelos que se adapten a la elasticidad de nuestros mercados, proyectos escalables en el tiempo  que no impacten el OPEX de nuestros clientes y planteados bajo procesos simples que no afecten la operatividad. Los escenarios pueden ser variados, ya que dependen del tipo de empresas, por ejemplo el sector educativo puede ser un ejemplo de cambios relativamente lineales y pausados, siempre hay inversión, en cambio un sector como el de los hidrocarburos afectado por una baja marcada en los precios finales, o la revaluación del dólar en el sector financiero hacen que las empresas sean cuidadosas a la hora de invertir, y esto indiscutiblemente afecta la inversión en IT.

Gestionar aplicaciones a través de WAN ORCHESTRATION.

Una revisión constante de nuestros clientes en términos de las aplicaciones, los usuarios y las actividades que se desarrollan a través de todas las ubicaciones de la red como parte de un modelo orientado hacia niveles de acuerdo de servicio constituye un pilar fundamental para aumentar la confianza. Así mismo contar con la capacidad de convertir cada hallazgo en un flujo de trabajo para dar solución a una situación específica de una forma simple y efectiva hace los procesos más flexibles y menos complejos. Finalmente siempre tener la oportunidad para mejorar en basados en una evaluación real y constante con el nivel de análisis más completo, hace que nuestros clientes estén en capacidad de cubrir todos los aspectos relacionados con las aplicaciones: desempeño, uso, percepción por parte de los usuarios y disponibilidad.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba