Opinión

Innovación con OpenStack a través de la colaboración: Red Hat y Cisco

No es ningún secreto que la computación en la nube tal como la conocemos hoy en día simplemente no existiría sin el código abierto y la eficiencia flexible de Linux. Si bien el pasado y el presente de la nube encuentran sus raíces en el código abierto, sucede lo mismo con el futuro. La nube del futuro requiere el sistema operativo, el hipervisor y la escalabilidad flexible de los servicios en la nube, como OpenStack -cimentado en las fortalezas inherentes del código abierto- para converger como parte de la plataforma operativa de próxima generación y poder proporcionar una infraestructura de la nube homogénea, escalable y elástica.

 
Las demandas de un escalamiento dinámico de las nuevas aplicaciones derivan en demandas proporcionales de infraestructuras dinámicas. Estas nuevas aplicaciones de la nube son elásticas en todas las áreas, en términos de rendimiento, seguridad, conectividad y disponibilidad 24×7. Esto significa que la computación, el almacenamiento y la conexión de redes deben proporcionar una agilidad coordinada, tanto virtual como física, y es por ello que Red Hat se enorgullece de asociarse con Cisco en la iniciativa de Application Centric Infrastructure (ACI). El marco de políticas de la ACI de Cisco puede ser aprovechado por OpenStack para automatizar y acelerar la implementación de aplicaciones y las operaciones de manera inteligente en toda la infraestructura de la nube, y Red Hat es el único proveedor de soluciones certificadas en una amplia variedad de tecnologías utilizadas para este fin.
 
Quisiera compartir mi opinión sobre por qué este esfuerzo conjunto con Cisco representa un momento decisivo no sólo para Red Hat sino también para la implementación empresarial de OpenStack. Del mismo modo en que lo hicimos en los primeros días de Enterprise Linux, creemos que OpenStack constituye un componente indispensable de la estructura del centro de datos del futuro. Red Hat apuesta “todas sus fichas” a esta tecnología. En el mes de junio, presentamos nuestros productos basados en esta solución con Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform y estamos optimizando la cartera de productos de nube híbrida abierta para facilitar la adopción e implementación de esta tecnología en las empresas. Hemos construido el ecosistema más grande de la industria como soporte de las implementaciones comerciales de OpenStack.
 
Además, Red Hat también es el principal contribuyente del proyecto y comunidad de OpenStack. Mientras la mayoría de las empresas que participan sólo lo hacen en uno o dos proyectos, la contribución y la innovación de Red Hat se extiende a todos los proyectos de OpenStack y a muchos de los proyectos que están en período de gestación, entre los que se encuentran OpenStack Compute (Nova), OpenStack Orchestration (Heat), OpenStack Common Libraries (Oslo), OpenStack Integration Tests (Tempest), OpenStack on OpenStack (TripleO), Solum, y Tuskar. Es un complemento excelente para Cisco, que está aportando plug-ins ACI para OpenStack Networking (Neutron).
 
La convergencia de la computación, las redes y el almacenamiento facilitan la computación en la nube, al brindarle capacidades que proveen una autogestión elástica, escalable y dinámica. Esta combinación, impulsada por la participación líder y dedicada de Red Hat en el proyecto OpenStack, posibilitará que las empresas implementen soluciones de infraestructura, permitiéndole a los desarrolladores innovar con mayor rapidez y agilidad. Los proveedores de servicios ahora pueden implementar el entorno operativo del centro de datos de próxima generación sobre la base de soluciones abiertas, que son menos costosas y funcionan en hardware genérico de menor costo. Los clientes empresariales desean que sus centros de datos provean servicios como los que brindan los proveedores de nubes públicas, y los proveedores de servicios desean contar con los beneficios que Linux ofrece a los clientes empresariales; quienes logran un excelente retorno sobre la inversión (ROI) y un menor costo total de propiedad global al disponer de múltiples alternativas de proveedores de software y hardware para satisfacer sus requerimientos tecnológicos, todo ello sin dependencia, ya que la infraestructura funciona sobre software de código abierto.
 
La promesa que representa la computación en la nube hoy es una realidad y el panorama tecnológico está evolucionando a una velocidad inigualable. Creemos que Red Hat y nuestro portafolio y servicio de nubes híbridas abiertas está comparativamente mejor posicionado para capitalizar el cambio que plantea el paradigma del cloud computing. Red Hat es la única compañía de software de código abierto que cuenta con una oferta de productos para la computación en la nube: desde Red Hat Enterprise Linux, OpenStack y Red Hat Enterprise Virtualization, Red Hat Storage, así como las soluciones de desarrollo de aplicaciones en la nube que incluyen Red Hat JBoss Middleware y OpenShift, nuestro producto Plataforma como Servicio (PaaS). Y con Red Hat CloudForms, nuestra solución de gestión de nubes híbridas que ahora ofrece la gestión de nubes de clase empresarial para OpenStack, estamos posibilitando la gestión de nubes a través de un panel único. Creemos que esto representa una combinación insuperable de tecnologías, provistas a través de un modelo de suscripción de servicios basado en software de código abierto que brinda a las empresas y a los prestadores de servicios soluciones a un costo accesible y con el valor agregado de no depender de un proveedor y de hardware y software propietarios.
 
Se busca que en el futuro los desarrolladores puedan diseñar aplicaciones de nube escalables con rapidez y facilidad, y que luego puedan utilizar políticas simples para especificar las necesidades del usuario en cuanto a rendimiento, seguridad y confiabilidad. Los controladores deberán poder traducir estas necesidades en la computación subyacente, la topología de red y almacenamiento, los recursos y servicios. Al colaborar con Cisco en la Application Centric Infrastructure, Red Hat provee un entorno operativo para el centro de datos de próxima generación a través de Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform.
 
La ACI de Cisco y la Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform permiten a los usuarios implementar tecnologías de nube de próxima generación para impulsar la agilidad del negocio y disminuir los costos operativos, ganando al mismo tiempo una mayor libertad. Juntos, Cisco y Red Hat, están extendiendo el marco de políticas de la ACI de Cisco a los entornos de OpenStack, permitiendo a los clientes construir políticas de red de gestión de aplicaciones sofisticadas en sus entornos de nube, para ayudarlos a cubrir las demandas de futuras implementaciones de nube. La solución consistirá, específicamente, en una integración entre Red Hat Enterprise Linux OpenStack Platform y el Application Infrastructure Policy Controller de Cisco. La solución propuesta será certificada y soportada conjuntamente por Red Hat.
 
El futuro es hoy y creemos que Red Hat es la compañía tecnológica decisiva del siglo XXI. Nuestra atención está puesta en la innovación en la nube y nos complace mucho colaborar con Cisco como parte de esta transformación en la industria.

¡MANTENGÁMONOS EN CONTACTO!

Nos encantaría que estuvieras al día de nuestras últimas noticias y ofertas 😎

Autorizo al Prensario y a los anunciantes a almacenar los datos solicitados y acepto que puedan enviarme comunicaciones de sus productos y servicios. *

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba