Telecomunicaciones & Networking

Internet fijo sobre redes móviles reduciría brecha digital en Latinoamérica

La brecha digital en Latinoamérica tiene sin acceso a internet a cerca de 244 millones de personas, equivalente al 32% de sus habitantes. El rezago es aún mayor en comunidades rurales, donde 77% de los hogares no están conectados, de acuerdo con el estudio Conectividad Rural en América Latina y el Caribe, desarrollado por el BID, IICA y Microsoft. Como consecuencia, 32 millones de niños entre 5 y 12 años no pueden tomar clases en línea, afectando no solo su educación y carrera profesional, sino también impactando en el desarrollo de la región.

En Colombia, Según el MinTIC, durante el último año se registraron 127 nuevas empresas proveedoras de internet para un total de 647 registradas formalmente. La gran mayoría se encuentran en áreas rurales, donde el modelo de negocios de los gigantes de telecomunicaciones no funciona. Y de acuerdo a cifras oficiales del DANE, debido a la pandemia, más del 30% de los estudiantes de zonas rurales dejaron de ir a los colegios y escuelas por los cierres o porque no contaban con la conectividad necesaria para tener clases virtuales.

El precio y la instalación de banda ancha fija han sido un obstáculo para el despliegue de conectividad de calidad y alta velocidad en zonas de difícil acceso, donde es muy costoso llegar con fibra. El Acceso Inalámbrico Fijo (FWA, por sus siglas en inglés) es una alternativa costo-eficiente porque funciona como el servicio de WiFi en los hogares, pero aprovechando la infraestructura existente para redes móviles – utilizadas en smartphones– en lugar de conexiones a través de cables de cobre o fibra óptica.

CAT

FWA se está posicionando como una solución para eliminar la brecha digital y una alternativa para los operadores así lo aseguraron ejecutivos de Ericsson durante un webinar realizado por la compañía. De acuerdo con cifras de GSA (Global Mobile Suppliers Association), 425 operadores alrededor del mundo ya lanzaron servicios de este tipo con tecnología 4G, mientras que 63 operadores lo hicieron sobre 5G.

De acuerdo con Ericsson, FWA contaba con 60 millones de conexiones a finales de 2020, cifra que se triplicaría hasta los 180 millones para 2026. Si se considera que este tipo de accesos funcionan para hogares donde tenemos múltiples usuarios, la cifra de personas con conexión a internet a través de estas soluciones podría rondar los 650 millones, también para el 2026.

Catalina Irurita, vicepresidente de Comunicaciones y Marketing para América Latina, Norte y el Caribe en Ericsson, comenta: ‘En Ericsson es parte de nuestra visión aportar a la sociedad tecnologías asequibles, eficientes y de calidad para la reducción de la brecha digital. Creemos que con el despliegue de 5G y con políticas que garanticen espectro adicional para implementar FWA, se habilitarán oportunidades inimaginables para la región. Esfuerzos de este tipo ya se realizan en diversos países, donde los gobiernos brindan incentivos para llevar conectividad a zonas rurales’.

Además, una fuerza laboral bien educada tiene más probabilidades de ser innovadora y fomentar ideas que conduzcan al desarrollo económico y la creación de empleo. Un informe de Economist Intelligence Unit (EIU) patrocinado por Ericsson señala que los países con baja conectividad de banda ancha tienen el potencial de lograr un aumento del PIB de hasta un 20 % conectando las escuelas a Internet.

Agrega Irurita: ‘En países emergentes, como en Latinoamérica, FWA representa la oportunidad de llegar donde es difícil y costoso llevar fibra óptica, también permite complementar a la fibra en donde ya está disponible pero la conectividad no es la mejor. Adicionalmente, es una oportunidad estratégica comercial para los operadores, que en nuestra región tienen un mercado potencial en el 58% de los hogares que no cuentan con banda ancha’.

De acuerdo con Ericsson, el potencial de FWA para la región se identifica en los siguientes aspectos:

Países emergentes: La mayor oportunidad está en los países emergentes en donde la banda ancha fija no prevalece actualmente. Considerando que en países desarrollados FWA se está posicionado como una alternativa competitiva frente a la conectividad fija de menor velocidad y más costosa.

Disposición de los gobiernos: Alrededor del mundo, los gobiernos están impulsando la conectividad en áreas rurales y en desarrollo. Por ejemplo, en Estados Unidos existe el Connect America Fund, que se enfoca en apoyar iniciativas de banda ancha para comunidades desatendidas, mientras que, en la Unión Europea, el fondo Conectando Europa hace su parte para conectar a las poblaciones de difícil acceso en los países miembros.

Conectividad empresarial: 5G y FWA serán un impulsor de las pequeñas y medianas empresas para poder insertarse en la transformación digital.  Por ejemplo, en países como India, donde tan sólo 1 de cada 50 pequeñas empresas tienen conectividad de banda ancha fija, limitando sus perspectivas individuales de expansión, así como el potencial económico del país en su conjunto.

Conectividad residencial: Actualmente solo el 48% de los casi 200 millones de hogares en Latinoamérica cuentan con acceso de banda ancha fija, representando un gran potencial para los operadores en la región.

Oportunidad comercial: Las soluciones para banda ancha en el hogar son una opción ideal para aprovechar los recursos disponibles y maximizar el crecimiento de los ingresos para los operadores, acelerando la monetización 5G.

En la carrera por la eliminación de la brecha digital, la fibra óptica y FWA son tecnologías complementarias. Un operador de banda ancha sobre línea fija puede desplegar FWA como complemento a la fibra en zonas urbanas con alta densidad de población, donde no hay una manera rápida y rentable de desplegar fibra o como ya se mencionó en zonas de difícil acceso. Convirtiendo a FWA en una opción ideal para que diversos países y regiones adopten banda ancha y se conecte a la totalidad de la población.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba