Casos de éxitoSoftware

Naranja X transforma el negocio con datos

Naranja X es una billetera virtual que se puede usar, aunque no tengas otras tarjetas de crédito o cuenta bancaria. Antiguamente, era conocida como Tarjeta Naranja.

Juan Pablo Juárez Pascual, Martech Lead, de Naranja X, explica la evolución que vivió la empresa: ‘En sus orígenes, la compañía vendía artículos deportivos en el interior del país, específicamente en la provincia de Córdoba. Con el tiempo, los directivos fueron notando necesitades en los clientes. Puntualmente, se dieron cuenta que la gente necesitaba financiación, y así fue apareciendo Tarjeta Naranja’.

Continua: ‘De a poco, la empresa fue mutando y se volvió una tarjeta de crédito, que se posicionó a nivel nacional hasta volverse líder en su sector, con más de 9 millones de tarjetas emitidas’.

CAT

Juárez Pascual sigue repasando la historia, destacando que sumaron nuevos productos y servicios, como préstamos y servicios a medida, llevando a un nuevo paso en la evolución de la compañía, que pasó a llamarse Naranja. Agrega: ‘Por último, evolucionamos a Naranja X, donde desarrollamos y nos volvimos más que una Fintech. Somos un ecosistema de productos y soluciones que acompaña a las personas en el día a día. Todo lo que hacemos, es para acompañar a nuestra comunidad, optimizando con la tecnología todos los recursos’.

Todo paso al frente, siempre presenta desafíos y amenazas. En este caso, Naranja X se encontraba inmerso en un proceso de transformación digital, donde Juan Pablo explica que tuvieron que entender el contexto y el desafío que tenían por delante: ‘Nos dimos cuenta que debíamos seguir el camino que pedía el mercado. Por ejemplo, si los clientes querían el resumen de cuenta en formato digital, teníamos que implementarlo rápidamente. Por eso fuimos incorporando montón de disciplinas y puestos que no teníamos, como desarrollo UX, Java Script, etc’.

‘La evolución de Naranja a Naranja X, nos permitió volvernos federal, con presencia en todo el país. El paso fue tan grande, que llegamos a tener más de 170 sucursales en todo Argentina. El crecimiento de la compañía fue tan grande que nos vimos en la necesidad de pedir ayuda’.

Destaca Juárez Pascual que la personalización de pagos era necesaria: ‘pero no podíamos hacerlo solos’. Continua: ‘Por eso, empezamos a analizar el mercado, y nos decidimos por Adobe, que contaba con un porfolio de soluciones super completo. Detectamos una oportunidad, y tuvimos que avanzar’.

Daniel del Palacio, gerente de Marketing de Adobe Latam cuenta lo que la marca puede aportar al segmento financiero: ‘Adobe tiene una parte de negocios donde ofrecemos una cartera de soluciones super completa, que permite a las empresas de la región avanzar en la digitalización de sus procesos de una forma sencilla y rápida’.

Por su parte, Pablo Pilon, Territory Sales Manager, de Adobe explica que el trabajo con Naranja X lo atendieron directamente desde el vendor y no a través de un partner: ‘Ellos son un cliente estratégico, que debíamos atender personalmente. Adobe. Entendemos que, para que la transformación digital sea exitosa, requiere una reforma profunda. Para eso, es fundamental alinear procesos, plataforma y tecnología. Entonces, cuando nos encontramos con Naranja X, desde lo que es procesos, estaban super maduros y sabían lo que querían y buscaban, tenían la visión muy bien orientada. Además, estaban armando el área de marketing, con el mindset y el conocimiento correcto. Les faltaba la plataforma y la tecnología idónea para que el resto de la digitalización sea exitosa’.

Juan Pablo analiza que tenían un punto super importante, en esta transformación y evolución de la empresa. Sabían que necesitaban profesionalizar y mejorar los procesos relacionados a datos. Comenta: ‘Teníamos un caudal de información enorme, y necesitábamos aprender a trabajar esos datos de la forma correcta. Cualquier cosa que quisiéramos hacer, tenía que nacer desde ahí. Por eso, empezamos el proceso de elegir las herramientas correctas, que nos permitieran sacarle el mayor provecho posible a esos datos’.

Sigue: ‘Los desafíos de Naranja X eran nuevos, y muchos más. Por eso necesitábamos alinear todas las áreas para marcar un camino y poder proyectarnos a largo plazo. Estar cerca de los clientes fue, es, y será nuestro lema, pero ahora, lo hacemos a través de la tecnología, de una forma más intensa y precisa’.

El Proyecto

Elejecutivode Naranja X comienza resaltando: ‘Lo primero que nos desafió fue el uso de la data. Ese fue el primer foco de nuestro cambio, y la primera oportunidad. Nos permitió iniciar un proyecto interno, donde se buscó que los datos puedan ser consumidos por cualquier herramienta que utilizáramos. Por eso, se incorporaron perfiles de datos científicos, líderes de datos, etc. Sobre todo, se consolidó el área en sí, algo fundamental. Todo el equipo de marketing estuvo involucrado en el proyecto, y se consolidó el equipo Smartek, con perfiles de negocios, de marketing, de tecnología, etc. Ahora, el área tiene una visión de punta a punta pensada en el negocio’.

Continúa destacando que, para el proyecto, Naranja X tuvo un equipo especial de implementación: ‘Desde el minuto cero, todos los que formamos parte, tuvimos el foco de generar un valor extra para la empresa. Así fue como armamos un set de caso de uso. O sea, un experimento que se realiza para validar una hipótesis, experimentar, y a través de eso llegar a un resultado escalable. Basamos la implementación técnica en casos de uso reales. Entonces, a cabo de 6 meses, ya teníamos casi todas las plataformas integradas, consumiendo datos para generar experiencias. La adopción fue a través de mostrar resultados, y activando todos los canales digitales de la marca. El uso de personalización fue fundamental, lo que nos permitió un crecimiento del 70% en nuestros canales’.

Completa Juárez Pascual comentando que hoy, luego de 2 años: ‘podemos decir que el proceso de adopción fue de unos 10 meses, pero con resultados instantáneos. Actualmente tenemos un incremental por ventas de 3% por mes, gracias a las soluciones del ecosistema que se crearon en el proyecto con Adobe’.

Pablo explica que Adobe cuenta con experiencia en el segmento financiero: ‘por eso sabemos cómo trabajan normalmente las empresas del sector. La implementación con Naranja X fue muy fluida, porque no nos encontramos con los retos tradicionales. Ellos tenían muy claro el objetivo, y cómo querían llevar adelante las cosas. El hecho que tuvieran presente lo que podíamos aportar, nos permitió directamente dar nuestro expertise, y ayudar a que la implementación sea lo más amena y simple posible’.

Destaca Pilon que parte del éxito del proyecto ‘fue por la visión que ellos tenían, que ya estaba absorbida y presente en todos los que formaban el proyecto de Naranja X’.

Por su parte, Daniel agrega: ‘A nosotros nos gusta ser agnósticos, o sea, no importa que tecnología o soluciones tengan implementados nuestros clientes, nosotros nos adaptamos y ayudamos en los proyectos que ellos tengan por delante. Es fundamental que el cliente pueda tener acceso a los datos y manejarlos instantáneamente, en las condiciones que ellos dispongan. La idea siempre estuvo clara: que Naranja X pueda utilizar los datos en todas sus soluciones de forma instantánea’.

El líder de Martech de Naranja X analiza: ‘En términos de resultados, lo más impactante tiene que ver con la experiencia que le estamos llevando a nuestros clientes, acercando un servicio de calidad, a través del canal que los usuarios eligen. Gracias a la tecnología, estamos cumpliendo con nuestra premisa de que los clientes están siempre en el centro’.

Completa: ‘Sin duda, se abrió un capítulo muy interesante dentro de Naranja X, que es la experimentación. Algo super transversal cross company, que permite tener una cultura que parte de las hipótesis, intentar validarlas y continuar agregando valor a nuestros clientes. A través de eso, nos permite trabajar con datos, UX, etc. Logrando un aumento de time to market con productos y soluciones. Además, también nos permite ser más certeros en las inversiones que realizamos. La cultura general de Naranja cambio, y nos permitió apostar a un futuro más conectado, más cercano a nuestra comunidad. El proceso con Adobe nos ayudó a posicionarnos y nos abrió nuevas oportunidades. Ahora, tenemos las herramientas para apostar a más, y esperamos seguir creciendo’.

Pilon concluye resaltando que Adobe tiene como misión transformar los negocios a través de las experiencias digitales: ‘Con Naranja, pudimos ver como se convirtió en un negocio tradicional, a uno manejado por datos. Cada vez más, los productos en sí se vuelven commodities, y el foco central del negocio tiene que ser la experiencia de los clientes. La evolución de Naranja es increíble, y consideramos que el proyecto fue totalmente exitoso’.

Concluye Juan Pablo: ‘Con los equipos que iniciamos el proyecto, ya llevamos más de 350 casos de uso realizadas. Tuvimos una curva creciente que nos marca que la forma de trabajar elegida, que nos generó muchos beneficios en las acciones diarias. Pero lo más importante es que pudimos automatizar un montón de procesos que nos permitió ahorrar muchísimo tiempo, dando la posibilidad de que las personas se dediquen a pensar y generar flujos de trabajo de calidad’.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba