OpiniónSoftware

El impacto de la tecnología 5G será trascendente en nuestras vidas

Por Octavio Duré, Solution Engineering Director, South of Latam de VMware.

Actualmente, las Telcos están evolucionado de una estrategia de entrega de servicios basados en PNF (Physical Network Function) a una arquitectura basada en VNFs (Virtual Network Functions) o CNF (Containerized Virtual Function).

Esta extensión de la tecnología de la infraestructura de IT a las áreas de redes de telecomunicaciones está permitiendo lograr la misma agilidad en estos ambientes. Los proveedores de funciones de red, que tradicionalmente ofrecían cajas de hardware (los Ericsson, los Nokia), hoy ofrecen las mismas funciones en componentes virtuales, capaces de correr en estas infraestructuras gestionadas por software proporcionando agilidad (Time To Market), flexibilidad, escalabilidad y ahorros.

CAT

El impacto de la tecnología 5G

Esta nueva tecnología de conectividad celular promete velocidades de 10GB por segundo (se han realizado pruebas locales con picos de más de 20Gb), y latencia de entre 2 y 5 ms. Con estas capacidades, uno podría bajar una película a su teléfono en Full HD en unos pocos segundos; pero no es ese el objetivo principal (sino una consecuencia secundaria) de esta tecnología.

Los beneficios trascendentales se darán en el campo de IoT (Internet de las Cosas) y servicios digitales avanzados para empresas clientes de las Telcos; en el que la aplicabilidad de esta conectividad es infinita y promete cambiar la vida cotidiana de los habitantes del planeta. Imaginemos mobiliario urbano conectado al mundo digital, vehículos autónomos, cirugías remotas.

Es difícil pensar en una industria que no pueda obtener beneficios a partir de estas posibilidades de conectividad y velocidad. Y el desafío para las empresas de telecomunicaciones que provean conectividad 5G será poder capitalizar todas estas nuevas aplicaciones brindando los servicios requeridos por estas aplicaciones innovadoras de manera ágil, flexible y escalable.

Claro, que la diversidad y complejidad de estas soluciones requerirán que sus componentes ejecuten en distintos entornos; en distintas “nubes”: el Edge de la Empresa Cliente, la RAN (Radio Access Network), el Edge de la Telco, la Core Telco Cloud o incluso en Nubes Públicas.

Para hacer frente a esta complejidad, la estrategia multicloud de VMware es la ideal a la hora de hacer homogénea la operación, y agilizar los tiempos de respuesta, tanto para el aprovisionamiento de entornos como la gestión del día dos de estas infraestructuras.

¿Cómo se instrumentarán estas nuevas Aplicaciones y Funciones de Red?

El desarrollo de aplicaciones está cambiando y viene trasfromándose desde hace algunos años. Se estima que en los próximos 5 años se crearán más aplicaciones que en los últimos 40 años. Y en tal sentido y para hacer frente al desafío de crear rápidamente aplicaciones escalables, la arquitectura de las mismas fue mutando, y hoy las aplicaciones modernas (cloud native), se desarrollan en arquitecturas basadas en microservicios reutilizables, escalables y distribuidos (on premise y en nubes).

Estos microservicios ejecutan en entornos livianos llamados Contenedores (containers), y orquestar, operar, brindar conectividad y seguridad a clusters de contenedores en gran escala se transforma en el nuevo desafío para las áreas de infraestructura.

Es por esto que VMware ha extedido su plataforma de infraerstructura, permitiendo que el Centro de Datos definido por Software sea ahora capaz de ejecutar, no solo máquinas virtuales, sino contenedores y clusters de contenedores con base en el open-source Kubernet (una arquitectura ampliamente adoptada para la orquestación de contenedores).

En el área de las funciones de red, ocurre lo mismo. Los proveedores de las funciones de red necesarias para soportar los nuevos negocios nacidos con la tecnología 5G proporcionan estas funciones en forma de servicios de contenedores. Es por eso que asociamos más el 5G a CNF (Containerized Network Functions) que a VNFs.

Sin embargo, las capacidades que hacen falta construir para ser realmente eficientes en esta área superan a las capacidades actuales de la plataforma de contenedores si no tienen una plataforma de virtualización que las complemente desde la base, y eso es exactamente lo que provee VMware a partir de su tecnología Tanzu de soporte a Kubernets sobre ambientes virtuales en sus distintos sabores.

Nokia, por ejemplo, ha certificado el 100% de sus CNFs sobre plataforma VMware. El mismo camino siguen los principales vendors de comunicaciones.

Y es que a medida que los proveedores de funciones y servicios van evolucionando sus componentes a arquitecturas de microservicios basado en contenedores comienza aparecer la necesidad de que la infraestructura que antes solo estaba pensada para VNFs ahora tenga la capacidad de correr CNFs, esto genera nuevos desafíos para las Telcos ya que deben satisfacer requerimientos que se suman con la introducción de contenedores y que tienen que ver con la Administración, Operación, Seguridad, Conectividad, Monitoreo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba