Contact Center

¿Qué es low-code?

La adopción de aplicaciones low-code está creciendo con fuerza en todas las industrias y continentes. Se estima que para 2025, este tipo de tecnología conformará el 70% de todas las nuevas aplicaciones digitales usadas por las empresas (en 2020, la usaban menos del 25% de acuerdo a Gartner).

inConcert nos cuenta más sobre esta tendencia y por qué realmente inclina la balanza para las empresas que buscan innovación. 

¿Qué es low-code?

Low-code (del inglés, “bajo código”) refiere al software que acelera la producción de aplicaciones con funcionalidades pre-existentes que permiten un alto nivel de personalización sin necesidad de crear código desde cero. 

CAT

Las ventajas del low-code para las empresas

1. Ayuda optimizar recursos y reducir costes

Las plataformas low-code facilitan que colaboradores de distintas áreas, sin conocimiento de programación, participen activamente en las estrategias de digitalización de las empresas, convirtiéndolos en Citizen Developers (“desarrolladores ciudadanos”) capaces de desarrollar sus soluciones digitales sin tener una formación o experiencia previa en codificación. 

Además de sumar una mirada multidisciplinar a la digitalización, esta democratización mejora directamente la optimización de los recursos humanos. Cuando la tarea de la digitalización deja de recaer enteramente sobre el área de IT, se pueden reservar estos recursos para los aspectos estrictamente necesarios y así, superar la gran demanda de recursos cualificados que representa la transformación digital. 

Al lograr resultados magníficos con menos código, también se optimizan los recursos de otras áreas. Con las aplicaciones low-code conseguimos un time-to-market más acelerado que hace a las empresas más competitivas. Es posible innovar y realizar A/B testing de productos y procesos con menos riesgo, observando resultados en el corto plazo. 

2. Empodera a los equipos de trabajo

Por ejemplo, hace no tanto tiempo los marketers dependían de los desarrolladores para sus campañas, desde la creación o edición de una landing page hasta la configuración de workflows automatizados.

A su vez, los equipos de desarrollo dependían de las especificaciones de marketing para crear aplicativos realmente funcionales. Lo mismo sucedía con otras áreas de la empresa como la administración y finanzas, los recursos humanos, logística, etc. 

Gracias al avance del low-code, esa interdependencia deja de ser absoluta: los equipos sin conocimiento de programación pueden crear, modificar y personalizar las aplicaciones usando herramientas visuales tipo drag-and-drop o integraciones pre-configuradas; mientras que los equipos IT pueden apoyarse en el low-code para desarrollar más rápidamente las partes estándar de las aplicaciones; y enfocar su talento en el desarrollo de funcionalidades más complejas. 

Low-code dentro de la planificación estratégica 

Además de evaluar las capacidades tecnológicas, la selección de las low-code applications debe pasar por un análisis de adecuación a la estrategia de Recursos Humanos y la estrategia de negocio a largo plazo, observando tanto los objetivos propios como la visión del producto que se espera contratar. 

En inConcert se especializan en soluciones low-code para la relación con el cliente, aportando valor, autonomía y celeridad a las empresas, y permitiendo un alto grado de personalización de sus herramientas de contact center, bots, analítica, recobros, helpdesk, CRM y marketing automation. 

¡Solicita más información aquí!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba