OpiniónSoftware

Tendencias 2021 en celebración de fiestas de fin de año corporativas

Por Sara Mendoza Figueroa, gerente de Marketing, de VISMA Latam

Luego de tanto tiempo de no encontrarse “cara a cara”, las fiestas de fin de año vuelven a ser las protagonistas en 2021.  La gente las está esperando para compartir un momento divertido y relajado después de más de un año de incertidumbres y encuentros virtuales. La fiesta de fin de año se transforma en “el” espacio de reencuentro tan esperado.

En 2020 no hubo “encuentros cercanos”, las reuniones virtuales acapararon los festejos del fin del año anterior…  Es verdad que las empresas debieron desplegar toda su creatividad y generar ideas innovadoras para reunir a los equipos a pesar de las circunstancias que obligaban a alejarse.  La tecnología fue el aliado principal, y cada organización buscó la mejor forma de reunirse y saldar la deuda que la crisis sanitaria dejó en las relaciones interpersonales.

CAT

Ahora, con gran parte de la población vacunada, el escenario es más prometedor para volver a reunirse “como en los viejos tiempos”.  Aun así, no hay que creer que la pandemia ha terminado y se deben tomar recaudos para prevenir contagios.  Estos momentos de “festejo de fin de año” cobran un nuevo valor al romper con la rutina y la distancia que hasta ahora se vino manteniendo.  Las empresas deben procurar concebir espacios únicos en un contexto tan complejo como el que vivimos actualmente.

Algunas organizaciones ya se animan al encuentro personal con medidas de prevención (barbijos, aire libre, alcohol disponible para las manos, lugares amplios y aireados) y otras continúan con propuestas virtuales, máxime si se trata de equipos dispersos geográficamente.  Lo que sí se sabe es que hay que aprovechar el fin de año para generar nueva energía y fortalecer lazos de camaradería entre los colaboradores.

En las alternativas de encuentros virtuales, aparece Papá Noel en vivo a través de la pantalla y se invita a las familias a compartir ese momento especial, principalmente cuando hay niños pequeños.  Es una forma de devolver la magia y la esperanza, aunque el encuentro sea online. Todos necesitamos reconectar con los afectos y las cosas simples de la vida para poder valorar lo esencial y cargarnos de energía positiva para seguir adelante.

Si la fiesta es presencial, ya no será un espacio cerrado; las organizaciones prefieren lugares al aire libre o bien espacios muy aireados (quinchos abiertos, salones con amplios ventanales).  Los “exteriores”, que anteriormente tal vez eran espacios secundarios a la hora de elegir un lugar, más informales, ahora se adaptan a las nuevas necesidades para que los equipos puedan vivir la gran fiesta de fin de año.

Por otra parte, comenzó a relajarse el “dress code”.  En general, se pide “elegante-sport” y ya no trajes con corbata y vestidos largos, todo para adaptarse a los nuevos espacios, que se presentan más informales y descontracturados.

Siempre presentes los shows, la buena música, así como buena comida y bebida, y no pueden faltar los sorteos.  La exposición y delivery de comidas y bebidas debe respetar los protocolos de seguridad para disminuir el riesgo de contagio: algunos implementan snacks en bolsitas individuales, bebidas cerradas que cada uno abre, preparación de tragos en el momento, todos los mozos y azafatas con tapabocas, y si hay finger food se pueden ver varias botellitas de alcohol en gel al lado.

En el caso de VISMA, tanto la fiesta interna como con clientes fueron presenciales.  Al llegar, la gente podía elegir el color de su tapabocas y optar por alguno de los dos “pins” que se nos ocurrió poner a disposición según la preferencia de cada uno: un pin con un puño para quienes prefieren saludarse con cierta distancia y otro pin con una boca para quienes no tenían problema de saludarse con mayor cercanía.  Fue un éxito, una idea que todos festejaron, y hasta hubo quienes eligieron los dos pins.  Además, entre los sorteos, la estrella fue un monopatín eléctrico, algo distinto y muy generalizado post-pandemia; la movilidad sustentable viene avanzando.

Este fin de año 2021 pueden surgir propuestas muy disímiles, desde encuentros con espectáculos de humor, magia y conciertos al aire libre hasta eventos virtuales con tecnología mejorada para evitar problemas de transmisión, con los consiguientes gift cards y servicio de delivery para -en serio- “sentirse parte de la fiesta”.

Ya sea presencial o virtual, sin duda el foco está puesto en pasar juntos un momento agradable y distendido, divertirse y unirse como equipo. Y es bueno dar la opción de elegir participar físicamente o de forma virtual, conectándose desde casa sin perder la oportunidad de festejar en equipo, sin importar donde esté cada uno.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba