OpiniónSoftware

La automatización y la tecnología llegan al pago de gravámenes

Por Gastón Castro, Sales Intelligence Consultant de SIDOM Pay

Hoy en día es cada vez más rápida la adopción de procesos automáticos para reemplazar las cargas manuales y tediosas, antes ejecutadas por un analista. Los robots y los algoritmos están apoderándose de las tareas repetitivas para liberar tiempo a las personas, y permitirles enfocarse en temas más importantes en torno a la organización.

La nueva ola de empresas Fintech que surgieron en esta última década han sido pioneras, utilizando estas tecnologías a su favor para ahorrar tiempo, dinero y agilizar su funcionamiento, y es una de las razones por las cuales esta industria ha tenido un crecimiento tan acelerado en estos últimos años. Dentro del mundo de las Fintech, el comercio exterior no se está quedando atrás, gracias a la llegada de nuevas soluciones para lidiar con las interacciones con la aduana y los pagos de gravámenes.

CAT

Cómo aprovechar el recurso más preciado: el tiempo

Los RPAs (Automatizaciones Robóticas de Procesos, por sus siglas en inglés) buscan replicar las mismas tareas que realiza un analista al interactuar con una computadora, pero de forma más eficiente, en menos tiempo y con la seguridad de que no existirán errores humanos o de tipeo en los datos cargados.

Estas tecnologías son sobre todo útiles para tareas que requieren que quien la realiza cargue una gran cantidad de datos en pantalla, interactúe con varios softwares a la vez o pierda tiempo interactuando con algún sistema. En estos casos, la superioridad y la eficiencia de estos “robots” destaca al hacernos ahorrar recursos. Si por ejemplo una empresa importadora requiere de un analista en su tiempo completo para realizar la generación de las VEP ante la AFIP, y se cuenta con una automatización que puede realizar dicha labor en cuestión de minutos ¿Por qué no utilizarlo para ahorrar dinero en términos de sueldos, o para ubicar al empleado en otras tareas de mayor prioridad?

Menos errores, mayor compliance

Poner a humanos a realizar tareas de carga de datos en el ordenador no solo requiere de tiempo, sino que también permite que puedan existir errores en el proceso, y en algunas industrias, esto puede ser costoso, deviniendo en penas y multas. En el mundo del comercio exterior, la AFIP puede multarnos en el caso de que no paguemos a tiempo las LMAN y que esto derive a la inhabilitación temporal del operador. Es por esto que una tecnología que permita asegurarnos que la información que estamos declarando sea la correcta puede sernos de gran utilidad para evitarnos serios dolores de cabeza.

El dinero inmovilizado es cosa del pasado

El proceso actual para pagar los gravámenes aduaneros, genera faltas de comunicación entre el despachante y el importador, lo cual tiene un impacto directo en el tiempo de antelación (en la mayoría de los casos, días) con el que se genera el VEP para pagar el despacho y liberar la mercadería. Esto, para empresas con liquidez, representa un gran costo financiero por tener la plata inmovilizada cuando podría estar utilizándose con otros fines o rindiendo algún tipo de interés, y para empresas menos líquidas, son unos cuantos días menos los que tienen en el caso de que necesiten financiarse de alguna manera para realizar el pago de la operación.

Las Fintechs jugarían un papel crucial en este punto, al encargarse de agilizar y simplificar todos los movimientos de dinero que subsisten en las operaciones de las personas y las empresas. Pero ¿Cuáles son las nuevas soluciones que han surgido en el mercado para lidiar con estos problemas?

SIDOM Pay es una solución Fintech nacida para atacar esta problemática, a la vez que agiliza el proceso de pagos y reduce la interacción humana. Este botón de pago consiste en una tecnología basada en RPA que realiza automáticamente todo el pago de gravámenes aduanero y de las LMAN. Esta solución simplifica y ordena el proceso de pagos aduaneros.

El uso del botón de pago hace al proceso 3 veces más rentable por cada día de inmovilización del dinero y reduce 11 veces las intervenciones manuales en todo el proceso, lo que permite reasignar el tiempo de los recursos a un análisis financiero para ahorrar costos de oportunidad y multiplicar 5 veces el rendimiento del dinero de la compañía.

A partir de su aplicación, los VEP para pagar los gravámenes y las LMAN se generan automáticamente junto al débito inmediato por el importe exacto, evitando contratiempos por la variación en el tipo de cambio y la inmovilización del dinero en la subcuenta maría.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba