Telecomunicaciones & Networking

¿Qué es Open RAN y por qué puede ser decisivo para acelerar el despliegue 5G?

Por Mauricio Gonzalez, Product Line Manager, Isbel.

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona es un lugar muy interesante para cualquier ingeniero en telecomunicaciones. En la edición de 2022, se repitió mucho el concepto de Open RAN.  

¿Qué está pasando con 5G? 

Los primeros despliegues comerciales de 5G ya son un hecho en algunos países, pero esta tecnología todavía está en desarrollo en la mayor parte del mundo. Desplegar redes 5G es un enorme desafío, sobre todo por las altas inversiones que requiere.  

CAT

Por esto, las telcos se ven obligadas a buscar nuevas maneras de monetizar su infraestructura, que agreguen valor. Una opción es ofrecer nuevos servicios a diferentes verticales. Si algo está claro es que 5G no será solo para el consumidor final, sino también para las empresas y sus procesos de negocio.  

Cada 8-10 años, con cada generación (2G, 3G, 4G, 5G), las telcos tienen un empuje de inversión muy fuerte. Para sobrevivir ahora hay que lanzar 5G, y hacerlo optimizando los costos es uno de los motores claves de Open RAN. 

¿Qué es (y qué no es) Open RAN? 

Open RAN impone el concepto de la desagregación de hardware y software, lo que permite, entre otras cosas, que existan proveedores diferentes para elementos de hardware y de software, gracias a la estandarización en las interfaces. 

Tradicionalmente, el mundo de las telecomunicaciones ha estado dominado por cuatro grandes compañías, los vendors: Ericsson, Nokia, Huawei y ZTE. Estas son las empresas que hasta ahora fabricaban tanto el hardware como el software en telecomunicaciones, en muchos casos como paquetes cerrados que son muy costosos de adquirir para las telcos. 

Para hacer una comparación con el mundo celular (salvando algunas diferencias), los vendors tradicionales son como un Apple, que vende sus celulares (hardware) con su sistema operativo (software), en contraposición a Google, con su sistema operativo Android (software), que se instala en diferentes dispositivos móviles. 

En telecomunicaciones, el ’modelo Apple’ era el tradicional, por lo cual cada cambio que quería hacer una empresa debía pedirlo al vendor. Eso suponía mucha inversión y adaptarse a los tiempos del fabricante, lo que suele frenar la innovación. El argumento que explica este sistema es que se trata de infraestructura clave y debe funcionar a la perfección. Para la industria de las telecomunicaciones, el estándar es lo que se conoce como los ’cinco 9s de disponibilidad’, que supone que el sistema debe estar operativo el 99,999% del tiempo, algo así como decir que solo se acepta un promedio de menos de 6 minutos de inactividad por año en una red celular. 

Pero con Open RAN se abre el juego; las principales telcos de Europa, Asia y Estados Unidos promueven este movimiento, basado en un estándar que permite a cualquier empresa desarrollar tecnología tanto de software como de hardware. Los principales impulsores de este concepto crearon la O-RAN Alliance, una comunidad mundial de operadores celulares, fabricantes e instituciones académicas y de investigación.

Open RAN refiere al uso de interfaces abiertas y virtualización de software para implementar la red de acceso radio (RAN). Así, las diferentes funciones de software se pueden instalar en hardware de propósito general o de propósito específico en cuanto a interfaces, capacidad de procesamiento y memoria, pero con un diseño de hardware genérico. 

Esta desagregación permite desarrollos de software con buen grado de independencia del hardware, lo que hace posible implementar nuevas tecnologías de manera más rápida y no necesariamente mediante costosos cambios de hardware. También incentiva la aparición de nuevos fabricantes en el ecosistema, además de los grandes fabricantes tradicionales que ahora se suman a esta línea de negocio. Algunos lo hacen con foco específico en software, otros en hardware y otros en ambos.

Dado que se trata de interfaces abiertas,se puede dar el caso de que algunas funciones de software sean implementadas con un fabricante y otras con otro. Por su parte, surgen muchas alianzas de empresas, algunas de ellas de gran renombre y trayectoria en la industria IT. En definitiva, para el operador se abre un mundo de opciones mucho más variado y competitivo que antes. 

¿Qué está pasando en el mundo y en la región con 5G y Open RAN? 

Algo muy interesante es lo que sucede en el mercado de Estados Unidos. Luego de la fusión de Sprint y T-Mobile, en 2018, quedaron solamente tres grandes telcos junto con Verizon y AT&T. En ese contexto, irrumpió Dish Networks como cuarto competidor, decidido a convertirse en pionero en todas las tendencias tecnológicas que tienen que ver con 5G. Dish se marcó la meta (obligado por el regulador de ese país, la FCC) de llegar al 20% del mercado con 5G en junio de 2022. Logró cumplir este objetivo pocas horas antes del límite establecido por el regulador.

Este despliegue acelerado, que implicó llegar con 5G a más de 120 ciudades, fue posible en parte porque utilizaron Open RAN, con un ecosistema de vendors y socios tecnológicos muy variado, en contraposición a la estrategia tradicional. Elegir el camino de Open RAN les permitió tener más alternativas en un momento en el que la cadena de suministro y los tiempos de entrega son un factor decisivo en los proyectos tecnológicos. Ahora, la empresa se plantea llegar al 70% del mercado para 2023, un desafío enorme. Tendrán que recurrir a nuevas opciones para poder cumplir sus objetivos. 

También en nuestra región hay avances. En Colombia, operadores como Tigo ya comenzaron sus pruebas de Open RAN para cubrir zonas rurales de manera más eficiente. Allí probaron una nueva tecnología en zonas donde no es tan fácil llegar con conectividad, a un costo más adecuado para el retorno de la inversión y, a su vez, con menor impacto en el desempeño, en caso de no funcionar como se esperaba.  

Por su parte, diversos operadores de Chile, el líder de despliegue 5G de la región que ya supera un millón de clientes 5G, están explorando intensamente con Open RAN.

¿Cuáles son los desafíos? 

Abrir el juego a múltiples vendors tiene desafíos que las telcos deben resolver. Por eso, Open RAN representa una oportunidad única para empresas integradoras de tecnología. Conocer al detalle los diferentes componentes de hardware y software en toda la arquitectura será cada vez más necesario.  

Los integradores tecnológicos que puedan adquirir rápidamente estas habilidades contarán con una ventaja competitiva de gran valor para las telcos.

¡MANTENGÁMONOS EN CONTACTO!

Nos encantaría que estuvieras al día de nuestras últimas noticias y ofertas 😎

Autorizo al Prensario y a sus anunciantes a almacenar los datos solicitados y acepto que puedan enviarme comunicaciones de sus productos y servicios. *

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba